El Juicio Final en el tarot

Su número clave es el 31 y su regente es el Fuego. Este Arcano ofrece un buen juicio y discernimiento, es el vuelco positivo, el perdón. Alguna parte del pasado se actualiza.

El juicio es la antesala de la realización personal, es la capacidad de despertar, el poder de la renovación y el perdón. Es el asumir que algunos tendrán la oportunidad de resucitar y otros no. Permite determinar la apariencia de la realidad y permite discernir.

Este arcano se puede relacionar con la sanción del alma. Es la transformación tomada como un milagro. Muestra como han quedado atrás las etapas de sufrimiento, se logra además dar libertad al espíritu y cura el alma. Determina que las condiciones requeridas se han cumplido previamente y de un modo muy adecuado.

Es la posibilidad de volver a la vida. Es la reencarnación de alma en un cuerpo físico, el paso se actualiza. Es la espiritualidad que despierta, las fuerzas que están latentes comienzan a despertar. Las cosas que se encuentran en estados inferiores comienzan a ascender a planos superiores.

Las cosas buenas y malas tendrán compensaciones, y se podrán organizar las situaciones poniéndolas en el lugar justo, adquiriendo la madurez necesaria para hacerlo.

Si está invertida muestra decisiones equivocadas, la vacilación y la debilidad conlleva a cometer numerosos errores. Juicios adversos y separaciones.

tarot el juicio final